martes, 20 de septiembre de 2011

HISTOIRE D'A

Sé que os ha gustado nuestro post de ayer porque fue muy fácil de leer, sois una generación acostumbrada ya al Truiters (que estamos hasta el coño de no saber usarlo, y que nuestra prima ponga si hasta en su sopa tiene fideos o estrellitas) y que nosotros escribimos como se debe escribir, somos amantes de la longitud en toda la amplitud de la palabra, y que lo que ayer habéis visto ayer, ha sido flor de un día... Volvemos a ser los de siempre y si no os gustan nuestros tochos pues leeros sólo los los títulos o en diagonal como en un día dijimos...

Todos y cada uno de los enredos filosóficos que creamos tendrán un impas hoy, que os contaremos un cuento, un cuento del que podríamos ser protagonistas nosotros o vosotros, incluso empatizar y creer ser nosotros mismos los que lo protagonizamos y entrar luego en una espiral de doble personalidad extraña y hacer algo rollo El ataque de los clones, pero es una historia amable y entrenida que tiene como protagonista a, llamemosla A. (si fuese O. sería un chico, aunque ni os acordéis de los géneros y los números)

A. es la OSTIA.

Es un cuento breve pero conciso... Hace o deja de hacer lo que le sale del coño, y siendolo, nadie podría dejar de amarla ni tan sólo un segundo... Desde el zapato de tacón  hasta la punta del pelo...

Con esto hemos dicho todo. Todos querríamos ser A. porque todos queremos ser la ostia!

Platino y Tú es A. y es O. Es al mismo tiempo todo, pero no tan ostia como la ostia... ¿lo hemos dicho?

No hay comentarios:

Publicar un comentario